Imagen cabecera
  1. Inicio
  2. > Blog
  3. > Comparativa Windows

Comparativa Windows 7 vs 8.1 vs 10

Cuál sistema operativo es mejor para cada usuario


01/06/21

En este artículo me quiero explayar sobre cada sistema operativo, comparándolos en la mayor cantidad de detalles posibles, para que no creas que mis recomendaciones están basadas en fanatismo y sepas que si recomiendo algo es porque será la mejor opción para determinadas personas y computadoras.


Sobre Windows 10

Lo bueno / Ventajas de Windows 10:

Es muy estable. En los varios meses que tuve que usarlo, jamás vi una pantalla azul.

No podemos negar que estéticamente es más lindo y atractivo que los Windows anteriores.

Lo único útil de las actualizaciones automáticas es que los drivers / controladores se descargan e instalan sin nuestra intervención.

Su sistema de reparación de inicio automático es algo más eficiente que el de Windows 7, logrando poder recuperarse de algunos problemas en su inicio.

Lo malo / Desventajas de Windows 10:

De serie viene precargado con demasiada cantidad de aplicaciones y software inútiles, los cuales generan una gran utilización del procesador, memoria RAM y disco, reduciendo los recursos disponibles para los programas que sí usamos y necesitamos.

Esos programas molestos, se conocen como bloatware y me refiero a todos esos extras que debemos desinstalar manualmente, como "Alarmas", "Contactos", "Mensajes", "Obtener Office", "El Tiempo", etc y etc.

Sin importar la versión que tengas instalada en tu computadora, al actualizarse -de manera obligatoria- Windows 10 cargará todo su bloatware molesto nuevamente, el cual hay que volver a eliminar.

Todos esos programas mencionados también reducen la autonomía de la batería.

Con el paso del tiempo y el uso, este sistema se degrada y se va poniendo cada vez más lento.

En equipos antiguos, de gama baja, o computadoras económicas, con 4 GB de memoria RAM o menos, y con procesadores Pentium, Celeron o Atom, se vuelve inutilizable.

En vez de mejorar con el tiempo, siendo más eficiente en cada nueva versión, más liviano o fluido y más práctico, muy por el contrario, cada día se vuelve más complicado, problemático e impráctico.

De una u otra forma, Windows 10 nos obliga a comprar un equipo con mayores prestaciones, lo cual no es una práctica ecológica en absoluto, o utilizar un mejor sistema: Windows 7.

El encendido del equipo, con discos rígidos -HDD-, con el tiempo llega a ser extremadamente lento, no tanto así con discos SSD.

Windows 10 es bastante "sensible". Me ha tocado ver que al apagarse mal o en determinadas ocasiones los íconos del menú inicio dejan de aparecer y hasta he visto que el menú ni siquiera se abre y otras fallas inusuales.

Se han puesto de acuerdo fabricantes de computadoras, de componentes, de software y Microsoft para obligarnos -es la palabra correcta- a usar la versión actual de Windows, sin tener posibilidad de instalar una versión más cómoda, como Windows 7.

Parece que en Microsoft no saben que en latinoamérica sigue habiendo procesadores Celeron, con una potencia de procesamiento de 1.1 Ghz.

Podemos deducir que no sólo lo han vuelto obligatorio, sino al mismo tiempo excluyente.

Ocupa mucho más espacio que Windows 7, sin contar las permanentes actualizaciones que van reduciendo la capacidad disponible.

Las configuraciones de seguridad dejan bastante que desear, porque, de fábrica y sin ninguna configuración personalizada, permite compartir libremente la información y los datos de uso que hacemos dentro de este sistema, lo cual lo hace bastante inseguro y afecta negativamente nuestra privacidad.

La telemetría envía datos estadísticos continuamente y vaya a saber qué más. Básicamente un colador. Esto se puede controlar con el uso de un Firewall, pero pocos usuarios saben configurarlo correctamente.

Para iniciar en Modo Seguro y solucionar problemas varios, pasamos de presionar la tecla F8 con Windows 7, a tener que ingresar en un laberinto de opciones muy poco práctico.

Si hablamos de actualizaciones, podemos decir que en Windows 10 son obligatorias, automáticas y no podemos deshabilitarlas o cancelarlas, sólo temporalmente.

Pero ¿Por qué querríamos cancelar las actualizaciones?

aA veces no podemos perder tiempo, esperando mientras Windows se toma el tiempo necesario para actualizarse.

bNecesitamos tener el equipo operativo las 24 hs, sin fallas, ni demoras.

cAl instalar algunas actualizaciones, es muy posible que los programas que tenías instalados no estén o no funcionen, ya que modifican el sistema de raíz, borrando programas y configuraciones realizadas, teniendo que volver a instalar y configurar todo nuevamente.

dMuchas veces sucede que al actualizar Windows, un dispositivo deja de funcionar: la placa de Wifi, el audio, o el bluetooth, por ejemplo.

fEn la misma línea que lo anterior, han lanzado muchas actualizaciones que generan problemas de todo tipo, e internet está lleno de gente volcando sus quejas.

gCon el paso del tiempo y las mismas actualizaciones que se van descargando, el sistema en general se va poniendo lento, aunque trates de darle mantenimiento, es inevitable. A menos que tengas instalado un SSD en tu PC, con el cual no se notará tanto, al menos al principio.

Para evitarte estos problemas, te puedo ofrecer la manera de anular las actualizaciones de Windows 10, para siempre.




Sobre Windows 7

Lo bueno / Ventajas de Windows 7:

Es simple, práctico y se puede mantener en buen estado de forma sencilla.

A pesar de contar con 10 años de vida, no deja de ser un excelente sistema, muy compatible con casi todo tipo de equipos, lo que lo hace robusto y versátil.

El rendimiento, estabilidad y funcionalidad es muy superior a las demás versiones de Windows.

Se puede instalar sobre unidades SSD y también M.2, e incluso dispositivos NVME y funcionar aún más rápido que Windows 10.

Los requisitos para su funcionamiento son muy bajos, por lo que se puede instalar en equipos con hasta 1 GB de memoria RAM, dándoles vida a equipos antiguos, que con 10 sería imposible utilizar.

Es muy estable, pueden haber apagones, errores varios, incompatibilidad de drivers/controladores, pero se repara en menos tiempo y menos vueltas que con Windows 10.

Nos permite iniciar en modo seguro, cuando Windows no logra iniciar, para reparar el sistema sin tener que reinstalarlo, ahorrándonos mucho tiempo -y dinero-.


Modo seguro Windows 7

Lo malo / Desventajas de Windows 7:

He visto varias pantallas azules de errores del sistema operativo, pero usándolo con los recaudos necesarios no tiene ningún tipo de problema y puede durar muchísimos años funcionando sin fallas.

Al utilizar placas de video de últimas generaciones es posible que no sea compatible completamente, o puede que no se aprovechen al máximo.

Su sistema de reparación automática de inicio es menos eficiente que el de Windows 10, por lo que muchas veces si no se logra reparar, es necesaria una reinstalación de cero.

Las últimas versiones de algunos programas de edición o juegos, por ejemplo, no están admitiendo Windows 7, y es probable que con el tiempo otros dejen de ser compatible con este sistema.

Recibí nuestras recomendaciones


👇👇

Sobre Windows 8.1

Este sistema operativo vendría a ser el punto medio, literalmente. Ni tan bueno como Windows 7, ni tan malo como Windows 10.

Soy conciente que 8.1 será la siguiente opción a instalar, cuando 7 pase a ser definitivamente antiguo e incompatible, en algunos años.

Para un equipo de gama baja, con 4 GB de memoria RAM o menos y un procesador chico o antiguo, no quedará otra, más que meterle 8.1, ya que no viene cargado de programas y funciones inútiles, ni actualizaciones obligatorias, como Windows 10, pero mientras sea posible, 7 será la mejor opción.




¿A quién le va mejor Windows 7?

A gente adulta mayor, que no quiere tener que acostumbrarse a nuevos cambios después de cada actualización cada dos por tres.

Así también como a gente que trabaja con su PC y no puede permitir que su equipo realice modificaciones sin aviso y sin poder impedirlo.

En la misma línea que el punto anterior, a quienes trabajamos con ella y la necesitamos operativa 100% del tiempo y no podemos perder tiempo esperando actualizaciones, reinicios y vueltas.

A dueños de computadoras hogareñas, de oficinas o económicas; equipos con largos años de uso y hasta los equipados con componentes de última generación.

A todo aquel que busca que el rendimiento de su equipo sea el mejor posible, sin que con el tiempo se vea afectado y pueda mantenerse en buen estado con limpiezas regulares.




¿A quién le va mejor Windows 10?

A gamers (jugadores de PC) que necesitan este sistema para correr de la mejor manera los juegos de las últimas generaciones.

A quienes utilizan programas de diseño o edición de versiones actuales, como puede ser PhotoShop 2020, que sólo funcionan en Windows 10.

Antes de comprar los juegos o programas, es buena idea consultar en la página oficial del fabricante cuáles son los sistemas operativos compatibles.

A los fanáticos de tener lo último que salió al mercado, sin importar las posibles fallas que aún existan.

Y lo más importante y excluyente: A quienes cuenten con un equipo con 8 GB de memoria RAM y 8 núcleos, como mínimo, para utilizar el sistema sin problemas de lentitud y sin renegar.




Para concluir

Si ponemos dos equipos exactamente iguales, con el mismo equipamiento, y en cada uno instalamos 7 y 10, definitivamente con Windows 7 vamos a obtener mayor rendimiento, menor consumo de recursos, sea procesador o memoria RAM y menos molestias intrusivas.

Desde el momento en que un cliente me presenta la oportunidad para recomendarle uno u otro sistema, mi respuesta, casi predeterminada, es Windows 7, debido a que "sirve para todo", al igual que un todo terreno.

Como pudimos ver, la mayoría de las desventajas que le atribuimos a Windows 7 son externas

Pero ¿A qué me refiero, por ejemplo?

A la falla por instalar drivers no compatibles o incorrectos

A la falta de un mantenimiento correcto.

En cambio, en Windows 10 las desventajas están totalmente relacionadas con el propio sistema operativo. No sé si la palabra es malo, pero no es la opción óptima, por lo tanto seguiré recomendando 7.





Hoy, en pleno 2021 sigo eligiendo, recomendando e instalando Windows 7, por todos los motivos explayados arriba.

Pronto lo dejarán de lado, como al viejo y querido XP, saldrán noticias sobre qué tan inseguro es usar Windows 7 y que lo mejor será instalar Windows 10. Usted tendrá que decidir cuál cree que es la mejor opción.


A alguien más le puede servir...

¿Usted reemplazaría su Windows?




Soluciones a distancia
HTML Counter